¿Sabes cuál es la razón más común por la que la gente no logra dominar el inglés? No es que no tengan facilidad para idiomas o una mala memoria. Es falta de tiempo. Y es comprensible, porque la época en la que vivimos se considera rápida, se nos demanda una gran cantidad de cosas y, por lo tanto, no queda mucho tiempo. Los más felices pasan trabajando 8 horas diarias, los menos afortunados 10, o incluso más. Luego, tienes que dedicarte a algunas actividades que no puedes dejar y también deseas pasar algún tiempo con tu familia. No hay tiempo para tus hobbies, y, mucho menos, para estudiar inglés. Este suele ser el último de la lista, detrás de todas las demás actividades, ya que no sientes la necesidad de aprenderlo, por lo cual todo lo demás lo atiendes con mayor urgencia. El problema es que cuando tengas la necesidad urgente de saber inglés, será demasiado tarde, porque, obviamente, no podrás lograrlo en una semana. Por el contrario, la buena noticia es que hay formas de encontrar el tiempo, aún para las personas más ocupadas.

1SER CONSCIENTE DE LA NECESIDAD REAL DE TIEMPO

Antes de comenzar a reorganizar tu vida actual de la manera que puedas incluir el inglés, piensa cuánto tiempo necesitas realmente. Quiero decir, piensa seriamante, y no solo consideres, los hábitos que te presenta el entorno social en el que te estás moviendo. Me refiero a la enseñanza tradicional en el colegio o en una academia de idiomas. Tomando en cuenta estas dos opciones, puede parecer que necesitarás de 45 minutos a una hora y media al menos una o dos veces a la semana. Pero esta no es una solución inteligente para una persona super ocupada.

Estudiar inglés una vez a la semana no es una solución inteligente para una persona muy ocupada.

Salgamos de las convenciones que nos limitan y dejémosnos llevar por lo más valioso que tienes – tu tiempo. Dispones de poco tiempo y con cada segundo aún menos. Entonces si una parte de este tiempo lo inviertes en inglés, debes estar absolutamente seguro de que esta inversión sea lo más efectiva posible. Para determinar qué es todavía efectivo y qué no lo es, nos ayudarán algunos estudios científicos. En concreto, la curva de atención.

En la curva puedes observar que tu atención disminuye gradualmente durante el curso. En 30 minutos, el aprendizaje disminuirá en un 40% y, en 45 minutos, incluso en un 60%. No tiene sentido estudiar en un bloque de 45 minutos, tal como estabas acostumbrado en el colegio. De nuestros exámenes didácticos con más de 3,000 estudiantes, llegamos a la conclusión que es ideal detener el bloque de aprendizaje en el minuto veinte. Y eso es exactamente lo que ha confirmado también la curva de atención. Hasta el minuto veinte, tu atención se reducirá sólo en un 20%, así que aprovechas al máximo tu tiempo de absoluta concentración.

Esto significa que no necesitas más de 20 minutos por cada bloque de estudio. Y eso ya resulta mucho más fácil de encontrar que 45 o, incluso, 90 minutos para estudiar en una academia de idiomas ¿verdad? Para ser absolutamente preciso, es necesario agregar el tiempo de transporte de ida y vuelta en caso de que te toque desplazar. La recomendación es fácil en este caso. Si eres una persona muy ocupada y no tienes el dinero suficiente para poder pagar un profesor privado que te de clases en tu casa o en la oficina, no estudies el idioma en una academia de idiomas de forma presencial, sino que estudia online en tu casa. Hoy día hay muchas posibilidades.

2SER CONSCIENTE DE LA FRECUENCIA DEL APRENDIZAJE

Ahora ya sabes que el bloque de aprendizaje más efectivo dura 20 minutos. Pero ¿cuántos bloques necesitas al día o a la semana? En el mundo ideal se podría decir que cuanto más, mejor. Por lo tanto, para un aprendizaje más intensivo, es posible estudiar incluso más bloques de 20 minutos por día, pero si eres un hombre o una mujer con familia u otros intereses, no te lo recomiendo.

No recomiendo estudiar más de 20 minutos al día.

El aprendizaje de idiomas es un proceso a largo plazo y necesitas establecer tal intensidad de tus estudios, que puedas mantener no solo al principio por el entusiasmo, sino también después de unos meses de rutina diaria. Estudia 20 minutos al día, 5 veces a la semana. En los dos días de la semana que quedan, olvídate por completo y descansa.

3CORTAR TODAS LAS DISTRACCIONES

Encontrar 20 minutos al día es mucho más fácil que perder una parte significativa de la tarde debido al desplazamiento a una academia de idiomas. Sin embargo, para que estos 20 minutos de inglés tengan el máximo efecto, debes enfocar toda la atención en el aprendizaje.

¿Sabías que si estás intensamente concentrado en algo y alguien o algo te interrumpe, necesitas un promedio de 7 minutos para volver a enfocarte en el tema? Así que apaga el teléfono y pídele a tu familia o compañeros de trabajo que no te interrumpan durante esos 20 minutos y que te dejen estudiar.

Pero hay otra característica del cerebro humano que necesita ser resuelta. Los humanos somos capaces de percibir simultáneamente unos cuántos estímulos. Sin duda, es una buena característica, ya que nos permite conducir un coche, por ejemplo. Un pie usamos para acelerar, una mano para girar, la otra para meter marcha, al mismo tiempo estamos atentos a las señales de tráfico, resolvemos situaciones en los cruces y todo esto sin dejar de hablar con el acompañante, callando a los niños o gesticulando desesperadamente a los demás conductores. Cualquiera de estas acciones inconscientemente limita nuestra capacidad cerebral y divide la atención entre los procesos simultáneos.

Lo mismo ocurre con el aprendizaje. Cada detalle percibido se reserva una parte de tu concentración y, por lo tanto, le roba la atención a tu actividad principal, que en este caso es el aprendizaje. Así que incluso una llamada en la habitación al lado, la radio o la televisión puestas, o el sonido de alerta de un correo electrónico o un mensaje de Facebook te pueden impedir que avances. Para estudiar de manera breve y efectiva, se intolerante con todas las percepciones que te puedan distraer. Apaga el correo electrónico, Facebook, pon tu teléfono en modo avión, apaga la tele y la radio en el fondo y pide a los que te rodean 20 minutos de tiempo a solas. No mires el reloj, pon el despertador en 20 minutos y olvídate del tiempo.

4PROGRAMAR UNA REUNIÓN CON EL INGLÉS EN TU AGENDA Y CONVERTIRLO EN UN HÁBITO

Aún siendo una persona muy ocupada, hay actividades para las que siempre encuentras tiempo. ¿Te limpias los dientes todos los días o no tienes tiempo y entras al baño una vez cada dos semanas? Espero no estar equivocado y que al menos una vez al día se le dé el uso al cepillo. Lo tomas como algo rutinario, como una actividad regular, sin la cual, ya no puedes imaginar un solo día de tu vida. Esto es porque hacerlo se ha vuelto en un hábito rutinario. Y eso es exactamente lo que tenemos que hacer con el inglés. Necesitamos convertirlo en un hábito.

Para poder convertir cualquier actividad en un hábito regular, podemos usar un truco fácil. Es suficiente repetir esta actividad regularmente durante al menos 30 días consecutivos. De esta manera te acostumbras a ella y gradualmente pasará a ser una parte de tu programa diario. Pruébalo durante los 30 primeros días, aguanta por muy duro que sea y estudia todos los días. Si usas una agenda para planificar tu trabajo, establece la hora como la de una reunión regular, todos los días, y cumple con la tarea programada. En 30 días sucederán milagros.

5EMPEZAR SIN FALTA

El último paso es lógico. Si has leído hasta este punto, es muy probable que realmente quieras aprender inglés y buscas una solución que funcione y se ajuste a tu falta de tiempo para estudiar. Acabas de descubrir esta solución: estudia utilizando un sistema que te permita estudiar solo 20 minutos al día, 5 días a la semana. Dedica estos 20 minutos diarios exclusivamente al aprendizaje de inglés y no dejes que nada te distraiga. Antes de crear un hábito, apunta tu cita con el inglés en tu agenda. Y sobre todo, empieza ahora mismo, sin falta. Sabes que realmente quieres o necesitas aprender el idioma ahora. No habrá un momento más apropiado que el de hoy, cuando te das cuenta de la necesidad. Y… escríbeme en 30 días si el inglés se ha vuelto ya tu hábito y ritual.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.