No cabe ni la menor duda que el futuro del aprendizaje de idiomas extranjeros es el aprendizaje combinado (blended learning) o el aprendizaje en línea. La tecnología se está desarrollando a una velocidad inimaginable y cada año, literalmente, nos cambia la vida delante de los ojos. Teléfonos móviles y tablets, acceso a Internet, redes sociales, vehículos autónomos … Debido a todo eso, las personas se han vuelto mucho más cómodas, más exigentes, han cambiado sus hábitos, motivación y atención. No es de extrañar, por lo tanto, que la enseñanza de idiomas pase por una evolución y que los métodos utilizados hace 100 años sean reemplazados por formas más efectivas de enseñanza online. ¿Pero cómo aprendes en línea correctamente? ¿En qué enfocarte? ¿Cuáles son sus puntos fuertes y en qué perdemos el tiempo? Eso es exactamente de lo que trata este artículo.

Es posible que hayas experimentado la siguiente situación. Has decidido darle una oportunidad a la enseñanza de idiomas online, o bien has comprado un curso o te lo ha dado tu empleador. Si has elegido el curso correcto, al principio te gustaba y disfrutabas la clases. Has estudiado una semanas, dos, tres, pero la intensidad de estudios iba disminuyendo gradualmente. Hasta que una vez dejaste de aprender por completo, pensando que el aprendizaje online no es la forma adecuada para tí.

«Es como si estuvieras intentando ganar un torneo de póker sin saber jugar a las cartas».

Lo sentimos, eres otra víctima de la ignorancia de los principios del estudio en línea. Es como intentar ganar un torneo de póquer sin saber a las cartas. Por un tiempo, permanecerás en el juego aplicando el método prueba-error, pero después de unos cuantos partidos te quedarás sin nada. Y así es el estudio online. Si no sabes cómo estudiar en línea correctamente, no sabes o no respetas los principios del aprendizaje de este método, no hay otra opción: vas a perder.

1Ten en cuenta que ha comenzado un juego distinto

El prerrequisito básico para el éxito es darse cuenta de que los juegos infantiles a las cartas se acaban y es necesario estudiar nuevas reglas. i ha asistido a una academia de idiomas una vez a la semana durante una hora y media, y vas a tener la misma actitud en cuanto a las clases online, no aprenderás nada y podrías haberte quedado en la academia. Debes aceptar el cambio, aprender a manejar las nuevas reglas y cómo seguirlas. Sí, lo sé, no es fácil dejar las costumbres y, te advierto, que no será fácil al principio. Pero si aceptas activamente este cambio, entonces podrás hacerlo.

2Comienza a trabajar de forma intensiva en tu motivación

Es como tener una oficina en casa (home office) por primera vez. Tienes la oportunidad de trabajar desde casa, pero de repente, todo lo demás te parece más importante que el trabajo. Se tarda unos pocos días, tal vez incluso semanas, en acostumbrarse a la oficina en casa y realmente asumir la responsabilidad desde el hogar.

Exactamente lo mismo pasa con estudiar en línea. De repente, falta una fecha u hora fija en tu agenda para asistir a tus clases de inglés con regularidad. Falta un profesor que te obliga venir a tiempo. Faltan tareas, interacción con el tutor, etc.

En resumen, has ganado la libertad. Pero al mismo tiempo, significa que eres el único responsable de tu aprendizaje del idioma. Es tentador aprender cuando quieres, cuando estás en buenas condiciones, cómodamente desde tu sofá y con un cafecito en la mano, pero si no trabajarás sistemáticamente en tu motivación desde los primeros días, no durarás mucho y tampoco aprenderás.

Algunos de nosotros podemos estar motivados desde afuera, por ejemplo, por nuestro jefe que promete recompensas y beneficios, pero nuestra motivación interna es mucho más efectiva. Y aquí tienes que aprender a controlarla.

«DEBES TENER CLARO POR QUÉ QUIERES APRENDER EL IDIOMA Y ESTABLECER UN PLAN DE ESTUDIO PERSONAL».

Para poder trabajar con tu motivación interna, debes tener claro por qué aprendes un idioma extranjero y que realmente quieres aprenderlo. Es necesario establecer objetivos parciales y cumplirlos. Recompensarte si cumples y castigarte si no los respetas, si quieres.

Aprender un idioma es una carrera de larga distancia, tal vez sería más preciso decir una caminata larga. Realmente es caminar tan lento que los cambios en tu avance lingüístico son continuos es posible que ni siquiera los notes. Entonces, escribe tus metas, recompensate por cumplirlas, comparte tus estudios con otros para ver realmente ese cambio producido. Vas a notar que todo tiene sentido, que los resultados están llegando y estarás progresando. Y todo eso te motivará para continuar.

3Encuentra un compañero de estudios

Encuentra a alguien que estudie contigo. Un compañero de trabajo, un amigo, un miembro de tu familia. Un simple paso que puede traer milagros. Haced un plan de estudio juntos y comenzad a estudiar. Una vez por semana, hay que resumir y evaluar si se han cumplido los objetivos o no. En consecuencia, disfrutad juntos de la recompensa. Y si os habéis comprometido hacer algo desagradable por no cumplir, ¡adelante!

«NO TODOS NOSOTROS SOMOS INTERNAMENTE TAN AUTODISCIPLINADOS COMO PARA ESTUDIAR A LARGO PLAZO SIN QUE ALGUIEN NOS ACOMPAÑE“.

Aprender con un compañero mientras se estudia en línea, puede ser crucial para un cierto tipo de estudiantes. Recuerda, no tienes un profesor que te obligue a aprender el idioma (ya sea de manera positiva o negativa), así que toda la responsabilidad es tuya. Y no todos somos internamente tan autodisciplinados como para aguantar esta manera de aprendizaje durante mucho tiempo. Otros necesitan a alguien a quién rendir cuentas. Y si no es un profesor en este caso, debe haber un sustituto. Tal vez en la forma de un compañero de estudio.

Para hacerte una idea. Llevamos a cabo una encuesta a largo plazo sobre el tema de la enseñanza de lenguas extranjeras en España. Actualmente tenemos miles de respuestas, y uno de cada cuatro estudiantes (ya sea de un colegio, trabajo o autodidacta) admite haber abandonado los estudios porque no tenía a nadie que lo supervisara y tampoco alguna consecuencia por no cumplir con las obligaciones. Es decir no tenía una persona que controlara su progreso.

„UN 25% DE LOS ESTUDIANTES ABANDONAN SUS ESTUDIOS PORQUE NO HAY CONSECUENCIAS POR NO CUMPLIR».

Así que piensa bien, quién comenzará a estudiar contigo en línea. Es mucho mejor que esa persona estudie también, pero, en el peor de los casos, será suficiente si compartes al menos los resultados.

4Planea citas con el idioma en tu agenda

¿Te limpias regularmente los dientes? ¿Lo haces automáticamente o tienes que recordártelo? Si tienes más de 4 años, asumo que puedes hacer todo sin recordatorios.

La razón es simple. Has creado un fuerte hábito de lavarte los dientes y tomas esta actividad como una parte integral de tu vida. Necesitas alcanzar lo mismo con el inglés. Pero es probable que esto no funcione sin que alguien o algo te lo recuerde en el principio.

Así que planifica tus citas con el inglés en tu agenda, tal como lo harías si tuvieras encuentro con un profesor real.

Cuando estudias en línea, es decir, cuando quieres, no tienes un compromiso de tiempo con nadie. Es por eso que es muy fácil hacer todo lo demás, porque el inglés lo puedes dejar por un lado y ponerte a estudiar en otra ocasión. Tiendes a lidiar con lo que urge más y lo que tiene una fecha límite que se está aproximando.

“EN TAN SOLO 30 DÍAS CONSEGUIRÁS CREAR UN HÁBITO, Y TU COMPROMISO DE ESTUDIAR NO REPRESENTARÁ NINGÚN PROBLEMA PARA TÍ».

Algunas investigaciones indican que obtendrás hábitos básicos después de 30 días de una repetición regular. Programa tus lecciones en línea durante los primeros 30 días y verás cómo empezarán a crear una parte inseparable de tu día . Es natural que lleve un poco de sacrificio hacerlo al principio, pero vale la pena.

Por cierto, la regularidad de tu aprendizaje, por ejemplo, durante una semana o un mes, podría ser uno de los objetivos que debes cumplir, como explicamos en el segundo punto.

5El nuevo ritmo te trae más conocimiento

La diferencia fundamental entre el aprendizaje off line (con un profesor) y el aprendizaje on line es un ritmo de estudio diferente. Si estás estudiando en línea, olvídate de sentarte frente a tu ordenador una vez a la semana por una hora o incluso más. Esta manera metodológicamente inadecuada se aplica a las clases presenciales porque los intervalos más cortos serían logística y financieramente imposibles.

Estudiando en línea puedes hacerlo de la manera más beneficiosa para tí. La tasa de aprendizaje más efectiva es de 20 minutos al día, 5 días a la semana. Toma dos días de la semana para descansar y absorber lo aprendido. Los bloques de estudio de veinte minutos se basan en la curva de atención.

La curva de atención muestra cómo tu atención disminuye, dependiendo de la duración del estudio en un bloque. Puedes observar, por ejemplo, que después de 30 minutos de estudio, tu atención se reduce hasta en un 40% en comparación con el comienzo. En pocas palabras, casi la mitad de la materia que aprendes después de 30 minutos de haber estudiado, no la percibes.

«SI APRENDES DURANTE MÁS DE 30 MINUTOS UNA MATERIA, CASI LA MITAD NO LA PERCIBES».

Sacarás mucho más aprovecho si divides la clase en bloques de solo 20 minutos. Ya sabes que en 20 minutos tu atención se reduce en sólo un 20% y ese es también el momento preciso para dejar de estudiar. Vuelve a estudiar el día siguiente de nuevo y solo veinte minutos.

Tal vez digas que no tienes tiempo para el inglés todos los días. Pero lo contrario es verdad. 20 minutos siempre encuentras, porque realmente es un tiempo tan corto que ni de das cuenta y se pasa muy rápido Por el contrario, creo que resulta mucho más difícil encontrar tiempo para una clase de una hora o más, ya que hay que planificarla bien, mover otras actividades, etc.

También es importante que, después de los 20 minutos, dejes de estudiar y te convenzas a ti mismo que este tiempo pasó rápidamente. Así estarás más motivado a estudiar de nuevo al día siguiente. Sabrás que pasará rápido y no vas a perder las demás actividades. Por supuesto, si tienes tiempo y lo que se llama «flow», es decir estás disfrutando del aprendizaje y tienes ganas de seguir, no te detengas y aprovecha este “flow”.

En general, nunca deberías aprender un idioma extranjero bajo presión. Esto más bien, te haría daño a largo plazo.

6Date el lujo de no olvidar lo aprendido

¿Estudias en una academia de idiomas, aprendes cosas, pero una semana más tarde no puedes recordar ni siquiera la mitad de ellas? No te preocupes, no es por el envejecimiento. Simplemente no almacenas la materia aprendida en la memoria a largo plazo, porque en las clases con un profesor simplemente no hay tiempo para eso. Por lo tanto, no cometas el mismo error al aprender en línea. Aquí tienes suficiente tiempo.

Para ilustrar de qué estamos hablando, echemos un vistazo a la curva de olvido que descubrió en el siglo XIX el Dr. Hermann Ebbinghaus.

Los resultados de la curva no te van a gustar mucho. Casi dos tercios de lo que aprendes un día, se te olvida al día siguiente. Esto, lamentablemente, es un hecho y ninguno de nosotros podrá hacer mucho al respeto. Afortunadamente, sin embargo, existe un truco fácil para enfrentar, aunque de manera parcial, la curva de Ebbinghaus.

¿En qué consiste este método? La materia aprendida debe repasarse regularmente, el día del aprendizaje, el segundo día, el séptimo y el duodécimo día. Así podrás lograr mejorar los resultados en cuanto a recordar un tema recién aprendido hasta en un 400%.

Todos los días, deberías aprender como máximo un 30% de nueva materia y repetir el 70% de lo aprendido anteriormente. Pero una repetición tan intensa es difícil realizarla con un profesor. Por lo general, éstos suelen seguir un manual y libros y nos sobrecargan con demasiada información hasta desmotivarnos y quitarnos las ganas de seguir estudiando.

Sin embargo, como ya sabes, en el aprendizaje en línea eres el único administrador y dueňo de tu tiempo. No hagas entonces lo que ves haciendo a los demás en las clases presenciales, sino haz lo correcto para poder avanzar.

En un curso en línea, no deberías buscar aprender siempre algo nuevo, sino que debes centrarte en las repeticiones precisas. Estudia una nueva lección, intenta aprender al máximo y al día siguiente, repásalo nuevamente sin sentirte mal. Y en una semana de nuevo. Avanza lentamente y dedica el 70% de tu tiempo a lo que ya has aprendido. De esta manera estás creando conexiones neuronales cada vez más sólidas en tu cerebro. Dedica tan solo un 30% de tu tiempo a la materia nueva. Esto, por supuesto, después de pasar aňos estudiando en el colegio o en una academia de idiomas usando el método tradicional, parecerá extremadamente poco y te sentirás como si estuvieras desperdiciando el tiempo. Pero no caigas en ese falso sentimiento.

«empollar no es una forma de controlar el lenguaje».

No es el propósito empollar al máximo hoy para no recordarlo en una semana. El propósito es poner la nueva materia en la memoria a largo plazo y recordarla dentro de cinco años. Este es el beneficio de lujo del aprendizaje en línea. Así que no lo desperdicies utilizando los malos hábitos de aprendizaje de lecciones grupales.

7Rodéate, o sea el aprendizaje offline tiene mucha importancia

El hecho de que hayas comenzado a estudiar en línea de una manera moderna no significa que todo lo demás en el mundo offline sea obsoleto. Al contrario. Debes aprovechar todas las posibilidades que te trae cada día para rodearte del idioma. Cuando vas al extranjero, el idioma está presente en todo. Al estudiar en línea, el idioma solo influye durante tus estudios. Desafortunadamente es así, pero de todas maneras puedes hacer mucho más.

«Vincula el aprendizaje en línea con tus actividades cotidianas siempre que sea posible».

Comienza a combinar tu aprendizaje en línea con el mundo real. Escribe tu vocabulario en las tarjetas y llévalas siempre contigo. En cada momento conveniente, repasalas durante unos minutos. Mientras estudias en línea, toma un lápiz y folio y hazte apuntes de lo que aprendes. Seguro que tu curso en línea tiene un módulo de ejercicios de vocabulario sofisticado, pero compra un cuaderno y crea tu propio diccionario pequeňo. Descarga el vocabulario y frases del curso a tu reproductor de mp3, teléfono o coche y escuchalo yendo a trabajar, corriendo, etc.

Hoy en día existen decenas de posibilidades de rodearse del idioma.

8Profesor es profesor, que no se te olvide

Si tu situación financiera y las posibilidades de tiempo te lo permiten, combina los estudios en línea con clases de conversación con un profesor.El profesor no solo agrega una conversación real a tu aprendizaje, sino que también repasa los resultados de tu estudio en línea de la semana anterior y podréis ver las áreas difíciles juntos. Al mismo tiempo, el profesor te motiva a que sigas estudiando y puede ser ese «látigo” que algunos estudiantes necesitan.

«El profesor anima a seguir estudiando y puede ser la supervisión que necesites».

Las clases con un profesor pueden ser tanto presenciales como online. Por ejemplo, recomendamos skype.es o appear.in u otra tecnología de audio y video online.

Puedes elegir a un profesor tú mismo según tus preferencias, que tenga acceso a tus resultados online, buscar una academia de idiomas o solicitar un lector de skype directamente al proveedor de tu curso.

¿Con qué debes quedarte de este artículo?

Ten en cuenta que el aprendizaje de idiomas en línea es un tipo de estudio diferente y tiene otras pautas de las que probablemente estés acostumbrado de una academia. Funciona de manera diferente en cuanto al tiempo de estudio, la duración de las clases, la práctica y hay un gran énfasis en el trabajo motivacional. Así que procura respetar todos los puntos que hemos explicado:

1. Hazte un plan de estudio personal y síguelo
2. Identifica tus metas parciales y recompénsate por cumplirlas
3. Encuentra un compañero con quién puedas compartir
4. Planifica tu estudio en tu agenda y cumple
5. Estudia solo 20 minutos al día, 5 días a la semana
6. Dedica más de 2/3 de tu tiempo de estudio al repaso de la materia anterior
7. Elige los métodos correctos para rodearte del idioma y aplícalos a tu vida
8. Combina el aprendizaje en línea con un profesor si es posible

¡Y el último punto es PERSEVERA! El aprendizaje en línea es la forma correcta de aprender el idioma y, si sigues todos los puntos mencionados anteriormente, podrás aprender. Al principio, habrá que dominar bien las pautas. Así que aguanta por lo menos 30 días seguidos y comprueba que incluso después de muchos años de intentos y fallos, puedes realmente aprender un idioma.

Escríbenos en los comentarios abajo qué ventajas y desventajas ves que tiene el aprendizaje en línea. Estaremos encantados de escuchar vuestras opiniones y si compartís este artículo con vuestros amigos y conocidos.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.